El juicio contra el doctor Morín por 101 delitos de aborto da un vuelco total, tras la decisión de la Audiencia Provincial de Barcelona.
Barcelona, a 9 de octubre de 2012.- Si bien la semana pasada tras la amnesia de los testigos protegidos en el asunto contra el médico abortista doctor Morín los medios de comunicación y las organizaciones abortistas daban por amortizado y terminado el juicio contra el mismo, sin embargo hoy la Audiencia Provincial de Barcelona ha tomado un acuerdo jurídicamente irreprochable que hará posible la continuación del trabajo de las acusaciones. 

Efectivamente, hoy la Audiencia Provincial de Barcelona ha decido que las mujeres que sufrieron abortos declararán en el juicio contra Morín en una situación especialmente protegida, pues la propia Audiencia manifiesta que las mujeres bajo ningún concepto podrán ser imputadas ni en este procedimiento ni en ningún otro. Es decir, las declaraciones de las mujeres se producirán con total libertad, sin que en ningún caso se puedan producir perjuicios para las chicas que han sido las principales víctimas del aborto. 

En este sentido las defensas manifiestan su satisfacción, dado que podrán realizar con total libertad las preguntas oportunas para demostrar la práctica de abortos ilegales al practicarse en algunos casos fuera de las semanas permitidas legalmente, en otros sin los informes psiquiátricos oportunos, y en otros por haberse practicado abortos fuera de los casos legalmente permitidos. 

De igual forma, las mujeres sobre las que se practicaron los abortos, podrán relatar de primera mano el gran negocio que supone el aborto en España, dado que en numerosas ocasiones se realizaban los cuantiosos pagos de las prácticas abortivas sin que mediara ningún tipo de factura, ni justificante de pago. 

En este sentido es necesario recordar a la sociedad civil que tanto el Centro Jurídico Tomás Moro, como AES, al igual que el resto de asociaciones integrantes de la Plataforma Caso Morín consideran ilícito cualquier tipo de aborto, no obstante en el caso del doctor Morín lo que las acusaciones tratarán de demostrar es además la ilegalidad de muchos de los abortos practicados en las clínicas del doctor Morín. Igualmente hemos de felicitar a la sociedad civil que inasequible al desaliento ha seguido ayudando a los integrantes de la plataforma con su apoyo moral y económico, sabedores que en el pleito que se sustancia estos días en Barcelona reside gran parte del éxito del trabajo realizado por múltiples asociaciones en los últimos años en defensa del derecho a nacer, y en defensa del derecho fundamental a la maternidad.

Sin duda alguna, con las testificales de las chicas que sufrieron y padecieron abortos el juico contra el doctor Morín y sus cómplices tomará un sesgo diferente a lo que hasta ahora se ha observado en las diferentes vistas orales. Dichas testificales junto a las pruebas documentales que figuran en los autos han de conducir a la condena efectiva del doctor Morín y sus cómplices por los delitos que se les imputan por parte del Ministerio Fiscal y de las acusaciones particulares entre las que se encuentran tanto el Centro Jurídico Tomás Moro, como AES.