Vista 20-09-2012

Declaración del doctor Dimas A. Camejo y de Ester Santacana
Barcelona, 20/09/2012.- La anestesis Ester Santacana  ha asegurado en su declaración que no ha participado en ninguna de las 33 interrupciones de embarazo ilegales que se le imputan, pese a aparecer su supuesta firma y sello en los historiales de las pacientes. Es decir, igual que en las declaraciones de ayer los diferentes médicos y anestesistan niegan haber realizado los abortos en que aparecen sus nombres y firmas. La imputada Ester Santacana, al igual que ya hiciera el doctor Morín se ha negado a contestar a las preguntas del Ministerio Fiscal y las acusaciones.

Igualmente ha referido que diera ningún tipo de autorización para que ningun empleado de las clínicas hiciera uso de su firma y sello textualmente ha dicho que "Nunca lo he autorizado porque sería un suicidio profesional".

Por otra lado y en consideración a su labor de anestesista ha afirmado que su labor no consistía en acreditar si una paciente cumplía con los requisitos legales para practicar el aborto --embarazo inferior a 22 semanas, malformación del feto y riesgo para la mujer, entre otros-- sino que sólo examinaba la documentación necesaria para evitar complicaciones durante la intervención.

Igualmente lla Dra. Santacana, multiempleada en diferentes centros como TCB o EMC,  ha declarado que en enero de 2007 dejo de trabajar para la clínica Ginemedex por lo que niega rotundamente cualquier intervención que se le pudiese hacer de ellos mismo.

Hoy también ha testificado otro de los médico imputados, don Dimas A. Camejo quien igualmente niega haber realizado las intervenciones en que aparecen sus firmas.
 
El ginecólo que si ha respondido a las preguntas del Ministerio Fiscal, sin embargo ha introducido un nuevo elemento en el juicio al referir que los personales estaban en la clínica "a disposición de todos".

Igualmente ha declarado que su relación con el entramado del Dr. Morín tan solo respondía a una antigua relación laboral y a posteriori a que alquilaba el quirófano al imputado principal para llevar acabo IVES por medio de una nueva técnica denominada DIE (dilatación y evacuación). En las mismas declaraciones ha explicado que en muchas ocasiones aunque la historia no estuviese completa hacia un ejercicio de generosidad profesional y moral y admitía como valido lo que la paciente le pudiese decir sobre el porqué llevaba a cabo la supuesta interrupción, o bien lo que otros compañeros médicos le decían por teléfono.

El Dr. Dimas ha negado en todo momento que nunca realizo el post-operatorio a las pacientes ya que lo delegaba en la propia clínica, igualmente respecto al tema de los psicólogos ha afirmado que él creía que siempre había uno, pero no puede confirmarlo ya que no siempre los veía.

Parece evidente la estrategia de los diferentes ginecólogos, al negar la práctica de los abortos (legales o ilegales), y denunciar la supuesta irregularidad en el uso de sus firmas.
Comments